¿Qué y cómo limpiar la pintura y la cabina del coche?

En primer lugar, debe recordarse que mucho depende de nosotros mismos. La forma en que comenzamos a limpiar se traducirá en su efectividad y en la condición del automóvil después del mantenimiento. Algunas prácticas pueden conducir a resultados muy indeseables. El barniz parece ser particularmente delicado, ya que puede degradarse fácilmente.

La mayoría de las veces es causada por telas mal seleccionadas, así como por todo tipo de partículas de arena o grava que quedan en el automóvil. Si comenzamos a frotarlos en el barniz, causaremos muchos rasguños. Para evitar que esto suceda, el automóvil debe enjuagarse bien con agua antes de limpiarlo. La limpieza en sí debe hacerse en lugar de utilizar materiales blandos. ¿Qué?

Microfibra, esponjas y gamuza

La limpieza manual del automóvil se realiza mejor con tres productos seleccionados:

  • paños y guantes de microfibra – estamos hablando de dispositivos hechos de microfibras sintéticas, que se caracterizan por el hecho de que son extremadamente delgados y suaves. Todo esto significa que la microfibra no representa ninguna amenaza para la delicada estructura de la pintura. Sin embargo, la mayor ventaja del material en cuestión es su capacidad de absorción. Se recomiendan especialmente los guantes de microfibra, ya que no solo absorben agua, sino que también eliminan fácilmente cualquier partícula que pueda rayar el barniz. Cuando decida comprar productos hechos de este material, preste especial atención al peso, es decir, la longitud y la densidad de las cerdas. Cuanto más pelo haya y cuanto más largo sea, mejor. Compraremos guantes de microfibra de buena calidad por aproximadamente 10-15 euros, mientras que el precio de las telas es solo de unos pocos euros.
  • esponjas – Se utiliza con mucha frecuencia para frotar diversas preparaciones de limpieza. Sin embargo, debemos recordar evitar productos baratos que se distingan por la mala calidad de la mano de obra. Se caracterizan por una absorción de agua muy baja, mientras que su estructura puede conducir a frotar varias partículas pequeñas en la superficie de la pintura, lo que, por supuesto, provocará arañazos. Se recomiendan especialmente las esponjas con poros grandes, que absorberán mejor la suciedad y el riesgo de rayar el automóvil desaparecerá. Debe tener al menos dos esponjas de diferentes tamaños. Con un producto grande, podemos limpiar superficies más grandes más rápido, mientras que una esponja pequeña será útil en lugares difíciles de alcanzar.
  • paños de cuero de gamuza – tiene propiedades de absorción similares a la microfibra, por lo tanto, se usa con tanta frecuencia. En algunas situaciones, puede resultar demasiado duro, por lo que se recomienda utilizarlo principalmente para vidrio y plásticos blandos.

Los productos presentados anteriormente funcionan muy bien durante la limpieza en seco, la absorción de agua, así como la aplicación de varios agentes de limpieza, que se analizan más adelante en el texto.

Limpieza de la cabina y las ventanas

Además de limpiar la pintura del automóvil, también es necesario mantener regularmente sus ventanas y cabina. En este caso, también se puede decir que los mejores productos serán paños de microfibra o guantes, esponjas y productos hechos de cuero de gamuza. Se caracterizan por una absorción muy efectiva de polvo y otra suciedad seca, y no hay escasez de estos, especialmente en los tableros. También se debe enfatizar una vez más que no rayan las superficies limpias, lo cual es especialmente importante en el caso de los paneles de vidrio.

También debemos recordar que estos son productos que son inofensivos para los elementos delicados dentro del automóvil. Todavía vuelven a limpiar las ventanas, debe asegurarse de que no haya rayas en su superficie. Podemos evitar esto usando un agente apropiado, así como los paños suaves o esponjas mencionados anteriormente.

Agentes de limpieza

Por supuesto, los paños o esponjas en sí mismos resultarán ineficaces si no utilizamos los productos de limpieza y mantenimiento adecuados. Lavar el automóvil en seco o con solo agua resultará ser solo la mitad. Entonces, ¿qué vale la pena usar?

  • Champú para coche – su tarea principal es, por supuesto, eliminar todo tipo de contaminación. Esto definitivamente se ve facilitado por la espuma formada bajo su influencia, que, cuando se mezcla con suciedad, se puede eliminar fácilmente con agua y una esponja. Sin embargo, también hay productos 2 en 1 en el mercado que, además de la limpieza, también cuidan el automóvil. Un muy buen ejemplo de esto es un champú que también es un acondicionador.

¿Cómo funciona? Alisa la superficie del barniz y también mejora su estructura, gracias a lo cual se ve mejor y es más resistente a la influencia de diversos factores externos. El suavizado en sí mismo también hace que el agua salga del auto mucho más rápido, de modo que no se formen rayas y todo se seque en un abrir y cerrar de ojos. En la tienda, también puedes encontrar un acondicionador que deja un brillo agradable a la vista. Al decidirse por un champú para automóvil, vale la pena elegir productos con un pH neutro y también contener información de que no eliminarán la cera aplicada antes. También se recomienda analizar la eficiencia del champú (para qué superficie es suficiente una dosis del agente), la posibilidad de usarlo en un pulverizador de espuma y el olor generado. En el mercado, también puede encontrar agentes que contienen cera o plymers que amplían sus capacidades.

  • Preparación para la limpieza de la cabina. – pertenece a un grupo especial de productos que usaremos, entre otros, para limpiar elementos del tablero. Debe recordarse que este tipo de preparación está disponible en el mercado en muchas variedades. Podemos comprar, entre otros, aerosoles, líquidos, leches protectoras, geles y pastas. Muchos de ellos tienen información sobre el empaque en qué área funciona mejor. Gracias a esto, podemos elegir un buen producto para limpiar el tablero y otros elementos de la cabina. Además, también podemos comprar agentes universales muy populares que también se pueden utilizar en otras áreas, como ventanas, tapicería, neumáticos, carcasas de motores o parachoques.

Su desventaja, sin embargo, es el alto precio. Entonces, si pretendemos limitar el uso del agente, decidamos un producto dedicado a los plásticos. Un póster para la cabina también parece ser una buena solución. ¿Por qué? Porque además de sus propiedades de limpieza, también se caracteriza por sus propiedades de cuidado y conservación. Gracias a esto, podemos renovar y actualizar varios elementos al mismo tiempo. Además, elimina muy bien el polvo y hace que las superficies sean resistentes a su nueva deposición, además de enfatizar el color. Los paños especiales para plástico serán una solución mucho más barata. Están empapados con un agente adecuado que elimina la suciedad y el polvo acumulado. Sin embargo, su desventaja es que se secan con bastante rapidez. Si elegimos productos baratos y de baja calidad, también pueden romperse durante la limpieza. Además del tipo y modo de acción del agente, el olor (si es agradable y no demasiado fuerte) y el brillo deben ser importantes para nosotros al elegir.

  • Agentes de limpieza de ventanas – Al igual que los productos de cabina, vienen en muchas variedades. En las tiendas, podemos encontrar varios aerosoles, pero también podemos comprar lociones, pastas y espumas. Al decidir comprar un producto de este tipo, debe verificar si es seguro para la pintura del automóvil, contiene ingredientes especiales que evitan la deposición de vapor de agua dentro del automóvil y si se distingue por el efecto de proteger el vidrio contra la deposición de cualquier suciedad en el futuro.

¿Qué vale la pena recordar?

Los lavados automáticos de automóviles a menudo son una seria amenaza para la condición de nuestro automóvil, por lo que muchas personas prefieren confiar en su propia fuerza. Sin embargo, debe recordarse que el lavado manual, si se realiza incorrectamente, también puede provocar muchos daños. Todo esto hace que valga la pena conocer algunos consejos útiles que nos permitirán evitar cualquier consecuencia desagradable.

  1. No exagere la cantidad de limpiador. Verter media botella de la preparación nos causará más problemas que beneficios. Será mucho más difícil distribuirlo, pulirlo o lavarlo. El efecto de nuestros esfuerzos será similar al de la dosis recomendada del agente.
  2. Vamos a ver los productos usados. Muchas veces sucede que el aerosol que aplicamos a las ventanas comenzará a gotear sobre la pintura o el tablero, si limpiamos las ventanas desde el interior. Por lo tanto, vale la pena verificar cuidadosamente si su acción tendrá un efecto negativo en la condición de la pintura o los elementos plásticos. Es mejor analizar cuidadosamente el empaque del producto que averiguarlo al lavarlo.
  3. Frotar no es bueno. Si tenemos problemas para eliminar depósitos rebeldes, no frote la superficie sucia, porque tarde o temprano la limpiaremos. Una idea mucho mejor será usar espuma activa, que, si se deja en la mancha durante unos minutos, la manejará sin ningún problema.
  4. Usa dos cubos. Como ya se mencionó, los restos de arena o grava pueden rayar fácilmente el barniz, por lo que al lavarlo vale la pena usar dos cubos: uno contendrá agua con un agente de limpieza y el otro contendrá agua, con la que puede enjuagar un paño sucio, una esponja o un guante. Una buena solución también será colocar una almohadilla especial de separación de suciedad en el balde de agua.
  5. Utilice medios y herramientas especializados. No podremos eliminar muchas manchas usando productos estándar. Un ejemplo perfecto de esto son los rastros de asfalto. Para deshacerse de ellos, vale la pena usar una preparación dedicada. Lo mismo es cierto para la goma seca, los excrementos y la resina.
  6. ¿Quieres usar cera? Aplique el limpiador apropiado primero. Gracias a esto, eliminaremos la capa mate de barniz y decoloración, y también prepararemos la superficie para la aplicación de cera.
  7. Nunca encere directamente después del lavado. La superficie del barniz debe estar completamente seca, solo entonces puede comenzar a pensar en encerar. De lo contrario, la capa protectora no se distribuirá adecuadamente, lo que reducirá su efectividad.
  8. Intenta actualizar los elementos de la cabina rayados. El plástico se rasca mucho, pero eso no significa que no hay nada que puedas hacer al respecto. Existen preparaciones especiales para pulir este tipo de material en el mercado. Gracias a ellos, recuperarán su antiguo esplendor.
  9. No todos los productos caseros serán seguros. Muchas personas, cuando limpian la pintura y la cabina de un automóvil, usan varios tipos de productos y utensilios domésticos que se encuentran en el estante. Sin embargo, la experiencia ha demostrado que muchos de ellos pueden provocar varios tipos de daños. Entonces deberíamos renunciar al uso de:
  • descalcificador o lejía – representan una gran amenaza para los recubrimientos de pintura. Su uso estará asociado con la formación de una mancha fea,
  • líquidos para lavar – muchos de ellos conducirán a la eliminación del revestimiento de cera, que ciertamente no querríamos,
  • líquidos de limpieza con bases y ácidos – no solo destruirán el revestimiento de pintura, sino que también pueden provocar corrosión,
  • estropajos de cocina – son muy ásperos, lo que los convierte en un instrumento ideal para arañar un automóvil,
  • acetona – si lo usamos para limpiar plásticos brillantes, los volveremos opacos,
  • lociones de limpieza – es adecuado para limpiar estufas, bañeras y lavabos, sin embargo, no se puede utilizar para limpiar elementos de pintura y cabina.