Reloj ferroviario: ¿Cómo elegir? ¿Qué reloj de estación es el mejor?

Los relojes de diseño siempre han sido muy populares, especialmente entre los amantes de las soluciones inusuales. Con la misma frecuencia, se eligen dispositivos estilizados en relojes conocidos del espacio público – los relojes de la estación, “relojes ferroviario”, son un ejemplo perfecto de esto.

Estos dispositivos específicos son objeto de suspiros no solo de los amantes del ferrocarril.

Se exhiben en muchas películas, reportajes, postales e incluso en pinturas. Destacan no solo por su lado práctico, sino también estéticamente: a menudo tienen una función decorativa en muchas estaciones. Entonces, ¿por qué no llevar este clima  a tu propia casa o departamento?

Esto es posible gracias a los relojes ferroviarios preparados por muchos fabricantes que intentan que sus productos se destaquen de los demás. Este tipo de construcciones a menudo se distinguen por una gran estilística. Muchos de ellos son verdaderas obras de arte, por lo que debería interesarse en ellos.

Modelos de los relojes ferroviarios para el salón y la oficina

¿Qué reloj de la estación debes elegir?

Como decidió comprar este tipo de dispositivo, debe darse cuenta de que hay muchos tipos de relojes ferroviarios en el mercado. Por lo tanto, la elección de uno de ellos debe ir precedida de un análisis exhaustivo de las soluciones disponibles.

  • Tipo. Comenzaremos presentando algunos de los tipos más comunes de estructuras ferroviarias. Un reloj de estación colgante es muy popular. Por lo general, es un escudo redondo unido al brazo, que se puede colgar en la pared, por ejemplo. Muy a menudo, este tipo de relojes se crean de manera clásica. El reloj externo de la estación se ve similar, lo que también toma la forma de colgar. En su caso, es importante optar por dispositivos inmunes a los efectos del cambio de las condiciones climáticas y la humedad. Otro modelo popular es un reloj de estación de solapa (también llamado reloj de tarjeta), que muestra la hora en páginas que se caen o en chanclas. Puedes ponerlo en muebles y en cualquier lugar. Para las personas a las que les gustan las soluciones minimalistas, los relojes de estación modernos DCF están preparados. Suelen ser discos redondos con graduaciones características. El reloj de estación de dos lados crea una categoría separada.
  • Estilo. Como ya hemos presentado los tipos más comunes de relojes de estación, es hora de discutir su diseño. A este respecto, la oferta de mercado es igualmente diversa. Los fabricantes intentan llegar a un público amplio, por lo que intentan preparar construcciones interesantes que se relacionen con un sentido estético diferente. Por supuesto, el más común es el reloj retro de ferrocarril, que está diseñado a la moda de los dispositivos del siglo anterior. Estos son dispositivos muy atractivos que atraerán a los amantes de la antigüedad. El antiguo reloj de ferrocarril se destaca con cualidades similares. Como ya hemos mencionado, los relojes de estación modernos también están disponibles en el mercado, que generalmente toman una forma más económica, gracias a los cuales funcionarán en la mayoría de las habitaciones.
  • Material. Su selección depende en gran medida del estilo en que se hizo el reloj. Un reloj de estación retro suele ser de madera o metal, mientras que las construcciones modernas a menudo están hechas de plástico. Antes de tomar la decisión final, vale la pena revisarlo cuidadosamente; a veces sucede que los relojes baratos están hechos de materiales delgados que no son muy duraderos.
  • Color. A este respecto, la elección es muy amplia. Podemos elegir modelos en colores naturales, pero también pintados en tonos específicos. Las tiendas incluyen, entre otros, un reloj de estación blanco, negro, marrón y muchos, muchos otros. Algunas construcciones también se distinguen por muchas decoraciones coloridas.
  • Tamaño del reloj. Mucho depende del tipo de dispositivo. El reloj de estación grande generalmente se preparará de la manera tradicional, pero nada le impide comprar modelos compactos.

Reloj como en una estación: ¿dónde colgar?

Debido al hecho de que puede encontrar modelos muy diversos de relojes de estación en el mercado, se utilizarán en casi todas las habitaciones. En las tiendas, puede comprar un reloj de estación para su hogar o apartamento, así como modelos externos, que funcionan muy bien frente a la casa o en el jardín.

Cuando se trata de habitaciones específicas, los relojes retro son perfectos para interiores decorados en un estilo clásico o provenzal. Encajará muy bien con muebles o pinturas de madera. Los relojes modernos, preferiblemente de metal, son adecuados para la disposición de loft. Por supuesto, nada le impide combinar diferentes estilos. Sin embargo, siempre tenemos que recordar una cierta consistencia que hará que todo sea simplemente agradable a la vista.

Reloj de estación – precio

Como puede adivinar, los modelos de reloj anteriores también son diversos en términos de precio. Compraremos los modelos más baratos para colgar y alardear de su diseño por alrededor de 15 euros. Para relojes modernos y retro, el precio puede variar de 30 a 100 euros.

Independientemente del modelo elegido, el reloj de estación permite disfrutar de un clima excepcional en las habitaciones, salones, oficinas, que no solo será apreciado por los fanáticos del ferrocarril. Todo esto los hace nuestros objetos de diseño favoritos.