¿Qué mantel para una mesa ovalada? ¿Cómo combinar correctamente?

Por lo general, los manteles rectangulares colgarán de manera desigual de los lados de la mesa, dando una impresión poco elegante. ¿Nos vemos obligados a comprar un mantel hecho a medida, entonces? No necesariamente. Hay varias formas de combinar de manera óptima un mantel con una mesa redonda u ovalada.

Mantel para mesa ovalada  redonda – precios

Mantel redondo: ¿qué corte será el mejor?

Hay varias formas elegantes de colocar un mantel en una mesa redonda. La elección de los mejores, por supuesto, depende de nuestras preferencias.

  • Mantel cuadrado – Puedes poner un mantel cuadrado en una mesa redonda. Sus lados deben colgar de la mesa unos 10-15 cm, aunque las esquinas dobladas colgarán un poco más cerca del suelo. Sin embargo, es importante que no la toquen. Para asegurarnos de que este sea el caso, calculemos si la diagonal del mantel (es decir, la longitud de un lado × 1.41) es menor que la suma del diámetro de la mesa y su longitud multiplicada por dos. Entonces, si la mesa tiene un diámetro de 50 cm y una altura de 75 cm, la diagonal del mantel puede ser un máximo de 50 + (2 × 75), es decir, 200 cm.
  • Mantel redondo – círculo por rueda es otra forma de colocar un mantel en una mesa redonda. Un mantel redondo colgará muy bien, uniformemente de la encimera. Tal mantel puede ser mucho más largo que cuadrado, a menos que comamos en la mesa, entonces es mejor que la parte colgante no mida más de 20-25 cm. Por ejemplo, para una mesa con un diámetro de 100 cm, un mantel con un diámetro de 150 cm será bueno, entonces la parte colgante será de 25 cm.

Mantel para una mesa ovalada: ¿cuál elegir?

Las mesas ovales pueden tomar diferentes formas. Pueden ser rectángulos con esquinas redondeadas, óvalos geométricos tradicionales u otros, por ejemplo, mesas largas y estrechas con esquinas redondeadas. En cuanto a las mesas redondas, también hay varias indicaciones recomendadas para las mesas ovales. Y aquí la longitud del material que cuelga alrededor de la mesa es importante. ¿Cuál elegir para que no sean ni demasiado largos ni demasiado cortos?

  • Manteles ovales para la mesa – ovalado a ovalado es la primera forma de organizar una cubierta para una mesa ovalada. La mayoría de los fabricantes dedican esta opción a las tablas geométricas ovales. También puede encontrar, aunque con menos frecuencia, modelos para tablas rectangulares con esquinas redondeadas. En este caso, procedemos como lo haríamos para una mesa típicamente rectangular, es decir, agregamos aproximadamente medio metro a la dimensión de la mesa, tanto a la longitud como al ancho, para obtener las dimensiones del mantel apropiado. Un mantel ovalado de 140×220 cm se considera el estándar.
  • Mantel rectangular – lo elegimos como si lo estuviéramos haciendo para una mesa rectangular regular, excepto que el número agregado es un poco más pequeño – agregamos unos 20 cm al ancho y largo. Los voladizos demasiado largos se verían antiestéticos.
  • Rectángulo invertido – un mantel rectangular también se puede colocar de una manera inusual: es una solución bastante alternativa, pero se encuentra cada vez más a menudo. En esta opción, colocamos el mantel con el lado más largo en el lado corto de la mesa. Por lo tanto, partes de la encimera permanecen descubiertas, y la parte colgante es pareja y ondulada. Para que el método tenga éxito, el ancho del mantel debe ser un mínimo de 40 cm más pequeño que el largo de la mesa, y el largo más largo en aproximadamente medio metro. Gracias a esto, las piezas colgantes tendrán la longitud óptima, es decir, unos 20-25 cm.

Vale la pena saberlo

Si nuestra mesa es extremadamente inusual, es mejor pedir un mantel a medida. Es mejor elegir diseños con un revestimiento simple, porque aquellos demasiado complicados pueden doblarse antiestéticamente en las esquinas.

Mantel ovalado de lino, algodón o viscosa? Revisión de material

No solo el corte y el tamaño son importantes, sino también, y quizás sobre todo, el material del que está hecho el mantel. ¿Cuáles son los más comunes y cuáles son sus propiedades?

  • Mantel ovalado de lino – el lino es un material muy duradero, mucho más resistente que el algodón o la lana. Sus ventajas incluyen resistencia a la suciedad y al daño. Se puede lavar con frecuencia sin comprometer la calidad del material. Gracias al lavado, el material se vuelve aún más suave. ¿Cuáles son los contras? Es bastante difícil de planchar, especialmente al comienzo del uso. Es por eso que a menudo puede encontrar manteles de lino con una mezcla de otros materiales, por ejemplo, fibras de poliéster o elan, lo que significa que el material no se dobla demasiado.
  • Mantel de algodón – el algodón es menos duradero que el lino, no lo doblas tanto. Es fácil de limpiar porque es resistente a altas temperaturas. A diferencia del lino, el algodón pierde su estética después de muchos lavados.
  • Mantel de seda – Se seca rápidamente después del lavado porque el material es extremadamente delgado. Aunque parece delicado, este tipo de tejido es realmente duradero y resistente al estiramiento. Menos es un precio más alto que, por ejemplo, las servilletas de algodón.
  • Baratos manteles jacquard – se refieren a la estética de las cortinas clásicas y tienen tales propiedades. No son muy duraderos, además de una amplia selección y bajo precio.
  • Manteles de viscosa – Cuando se trata de materiales artificiales, la viscosa es la más común. En términos de propiedades, se parece al algodón, aunque externamente se parece a la seda. El material es económico y se ve bien, pero no es muy duradero. Se arruga rápidamente, también absorbe olores, por lo que se requiere un lavado bastante frecuente.
ClockChain NFT ClockChain Collection