Pilas AAA: ¿Cómo elegir? ¿Cuál es la mejor?

Un pila AAA, aunque tiene una capacidad ligeramente menor que los productos de dimensiones estándar, se sigue utilizando con mucha frecuencia, especialmente en los dispositivos móviles. Sin embargo, hay que recordar que existen diferentes tipos de AAA, y cada dispositivo puede necesitar una variedad distinta. Entonces, ¿cuál deberíamos elegir?

El nombre de la pila está relacionado principalmente con su tamaño. El diámetro del dedo meñique es de unos 10,5 mm, mientras que su altura oscila alrededor del límite de 44,5 mm. También hay que recordar que la pila AAA también puede ser identificada por los símbolos R03 y LR03. ¿Cómo son las pilas AAA? Su forma se asemeja a un pequeño cilindro o a un dedo.

Debido a su tamaño y capacidad limitada, esta pila se utilizará principalmente para alimentar dispositivos de bajo consumo como mandos a distancia o reproductores de música.

¿Qué tipo de pilas AAA existen?

Este producto es diverso en muchos sentidos. Hay que tener en cuenta, entre otras cosas, las sustancias químicas con las que se preparó, así como los parámetros de uso más importantes.

VOLTAJE. Encontrará una pila AAA con un voltaje de 1,2 V, 1,5 V o 3 V.

PESO. No es particularmente pesado. Su peso no suele superar los 12 gramos.

TECNOLOGÍA. Para la preparación de los palos pequeños se utilizan diversos productos químicos, que tienen diferentes parámetros capacitivos y de resistencia. Debido a las considerables diferencias entre ellas, vale la pena presentar cada tipo de pila AAA:

  • Pila AAA de zinc-carbono (R03) – un producto estándar, cuya mayor ventaja es su bajo precio. Contiene una solución de cloruro de zinc o amonio. Los electrolitos hechos de estas sustancias se caracterizan por su baja eficiencia, por lo que la pila R03 nos servirá por un tiempo muy corto. También hay que destacar que si no lo utilizamos durante un cierto período de tiempo, será destruido. Por lo tanto, las soluciones R03 tienen un rendimiento limitado y se caracterizan por su baja durabilidad. Esto significa que no vale la pena utilizarlos para alimentar equipos que se utilizan a menudo y en condiciones de temperatura particularmente bajas o altas.
  • Pila AAA de níquel-cadmio (NiCd) – su mayor ventaja sobre los productos de zinc-carbono es definitivamente una mayor durabilidad, especialmente considerando las bajas temperaturas. También hay que mencionar la mayor duración de la vida útil. Los productos de este tipo pueden ser utilizados por nosotros incluso después de unos años de la compra,
  • Pila de níquel-hidruro metálico (NiMH) AAA. Podemos decir con seguridad que es una versión mejorada de los modelos de cadmio. Aunque las pilas más baratas pueden tener una vida útil más corta, ciertamente tienen una mayor capacidad, por lo que podemos usarlas para dispositivos con una demanda de energía media. Este tipo de pilas están hechas de una aleación de metales y placas de níquel y soportan un voltaje de 1,2 V (similar a los modelos de NiCd). Si desea comprar un modelo con una vida útil más larga, vale la pena gastar unos cuantos centios más y elegir un tipo de pila LSD (Low Self Discharge), que se distingue por una baja tasa de autodescarga.
  • Pila alcalina AAA (LR03) – el uso de hidróxido de potasio garantiza una alta densidad de energía, lo que se traduce en una mayor eficiencia. La pila AAA LR03 se distingue por su mayor capacidad que los productos presentados anteriormente, es también muy duradera y resistente a la influencia de las condiciones climáticas cambiantes.
  • Pila de litio AAA – de esta manera pasamos a la pila más eficiente y más cara del conjunto. Su vida útil puede llegar a ser de una docena de años aproximadamente, y se distingue por su alta resistencia a los factores externos y su máxima capacidad.

TEMPERATURA DE TRABAJO. El parámetro que determina la durabilidad de la pila. A veces tiene que funcionar a temperaturas muy bajas, por lo que vale la pena decidirse por productos realmente duraderos. El rango de trabajo de los modelos de buena calidad suele oscilar entre -30 y 70 grados centígrados.

TASA DE AUTODESCARGA. El punto es cuánto se descarga la pila cuando no está en uso. Los peores en este sentido son los productos de zinc-carbono y los mejores son el litio y la baja autodescarga.

CAPACIDAD. El parámetro de utilidad más importante al que vale la pena prestar atención. Se da en miliamperios hora (mAh), ya que se trata del valor de la intensidad generada por la pila durante la hora de trabajo.

La mayor capacidad se caracteriza por una pila de litio (más de 1200 mAh), el segundo lugar lo ocupa un modelo alcalino (de unos 900 a 1155 mAh), y el tercer lugar una pila de níquel-metal-hidruro (hasta 1000 mAh). El más débil es, por supuesto, el producto de zinc-carbono. Su capacidad es muy inferior a 900 mAh.

¿Cuándo se descarga la pila AAA?

Aparte de la situación en la que nuestro dispositivo portátil deja de funcionar, podemos comprobar la descarga del producto dejándolo caer sobre una superficie dura. Si rebota en lo alto del nivel del suelo, se descarga. ¿Cómo lo sabes? Una pila descargada tiene una carga que amortigua la caída, pero cuando se descarga, su estructura cambia para que la energía de la caída no sea absorbida de ninguna manera.

¿Las pilas AAA  pueden cargarse?

Aunque hay cargadores para pilas ordinarias en el mercado, sólo podemos cargarlas unas pocas veces. Mucho más eficiente resultará ser la pila recargable AAA – se puede recargar muy a menudo, usando un cargador normal conectado a una toma de corriente o usando dispositivos alimentados desde un ordenador (modelos con una entrada USB) o la luz del sol.

Las pilas suelen ser más caras que los productos estándar. Al elegirlos, también debemos prestar atención a dos parámetros adicionales que caracterizan su uso. Estos son los ciclos de carga, que determinan cuántas veces puede cargarse la pila, así como el parámetro de pérdida de capacidad, relacionado con el tiempo en que el producto se cargará al máximo (después de algún tiempo, su carga puede alcanzar el 90%, 80%, 75% y menos).

Pila AAA – precio

El costo final de una pila depende principalmente de su tipo y parámetros básicos. Las pilas de zinc-carbono son las más débiles y por lo tanto también las más baratas. Sólo cuestan 20-60 céntimos cada uno. Pagaremos más por el níquel-cadmio, el níquel-metal-hidruro y los productos alcalinos. Su precio, dependiendo del rendimiento, puede variar de 0.5 a 1 euro. Es un producto en general muy barato.

Pila AAA recargable – precio

Una pila de litio puede costar hasta 2 euros. Definitivamente, las más caras son las pilas recargables, que se venden en pack de unas pocas piezas, por lo que el precio final será de unos 5-10 euros por paquete. La compra en paquete siempre sale más económica y abarato el precio final de una unidad.

ClockChain NFT ClockChain Collection