Laminado y paneles de madera rayados – renovación del suelo

Los paneles de suelo seleccionados adecuadamente pueden convertirse en un verdadero escaparate del diseño de casas o apartamentos. Sin embargo, después de algún tiempo, pueden ser dañados de varias maneras, lo que definitivamente afecta su apariencia.

¿Es posible repararlos sin comprar nuevos paneles? ¡Claro!

Por supuesto, los métodos disponibles dependen principalmente del tipo de daño. Nos acercaremos a la eliminación de rasguños menores en la superficie del piso de manera diferente y repararemos los defectos mayores de manera diferente.

De cualquier manera, el daño a los paneles no es sinónimo de la necesidad de reemplazarlo, como lo confirman los siguientes consejos útiles. Se relacionan con dos tipos de paneles: de madera y laminados.

Renovación de pisos de paneles de madera

Son más caros que los productos estándar, pero se caracterizan por un aspecto mucho mejor y una mayor durabilidad. Esto, por supuesto, depende del tipo de madera de la que se ha hecho la capa superior de paneles (chapa).

Los paneles hechos de especies blandas, como el pino, serán con mucho los más baratos. Se caracteriza no solo por una resistencia reducida al daño mecánico, sino también por la influencia de la humedad. A este respecto, los paneles de roble, haya o madera exótica definitivamente serán la mejor opción. También debemos prestar atención al grosor de la capa superficial (cuanto más gruesa, mejor). La forma de proteger la madera contra varios tipos de daños también es importante.

Algunos tratamientos, como la lubricación, hacen que los paneles se rasquen con menos frecuencia y, si aparecen rasguños, podemos eliminarlos más fácilmente. Los fabricantes también protegen sus productos mediante barnizado, gracias a lo cual los paneles son más resistentes a la abrasión, pero la reparación de defectos en este caso será más difícil.

Eliminar rasguños

Pueden aparecer de muchas maneras. Muy a menudo son causados ​​por las garras de nuestras mascotas y el juego de niños que pueden dejar caer juguetes y otros objetos en el piso. Los arañazos en los paneles también suelen ser el efecto de caminar sobre ellos con zapatos. Esto se aplica especialmente a los zapatos con tacones altos.

Para arañazos pequeños y poco profundos, será muy fácil restaurar paneles de madera. Simplemente retoque con una cera especialmente adaptada. A menudo se vende en tabletas con las que rellenamos los arañazos resultantes.

Una tarea un poco más difícil nos espera en una situación en la que las características son profundas y hay muchas. Será necesario realizar el raspado. Sin embargo, debemos recordar que este proceso solo puede llevarse a cabo en paneles cuya capa superficial tenga al menos 8 milímetros de espesor. El raspado se basa en el lijado de una capa de chapa de dos milímetros. Luego, los paneles deben barnizarse nuevamente o someterse a un proceso de engrase o encerado. Gracias a esto nos libraremos de todos los arañazos.

Repara daños más profundos en el piso

Los arañazos en la superficie de los paneles del piso pueden surgir como resultado de muchos objetos, incluso pequeños y aparentemente inofensivos. Por otro lado, las cavidades más profundas suelen ser el resultado de dejar caer objetos pesados ​​sobre los paneles. Causan depresiones significativas, muy a menudo de varios milímetros.

Para solucionarlos, necesariamente debemos comprar conjuntos especiales, cuyo elemento principal es la masa de reparación. Muy a menudo se vende junto con barnices, selladores y diversas herramientas, entre las cuales se debe reemplazar, entre otros, un cepillo, una espátula, una pipeta o una espátula. Este tipo de conjunto se puede utilizar para varios paneles, tanto oscuros como claros. El proceso de relleno de los defectos también se puede combinar con el raspado mencionado anteriormente. El costo de dicho kit de reparación es de aproximadamente 10 euro.

Refrescando la superficie del piso

Además de los rasguños y varios tipos de defectos, también pueden aparecer manchas intensas en la superficie de los paneles del piso, lo que afecta fuertemente su apariencia. En muchas situaciones, se pueden eliminar con un detergente regular, pero esto no siempre es posible.

En el caso de manchas particularmente difíciles, será necesario refrescar el piso con medios especiales. Variarán según cómo estén asegurados los paneles. Al limpiar tablas aceitadas, vale la pena usar un jabón para pisos, que agregaremos al agua con un detergente tradicional o un limpiador. Extiéndalo en áreas sucias y espere un tiempo (verifique la información en el empaque).

Las manchas también se pueden eliminar moliendo con papel de lija de grano fino. Después de hacer esto, use aceite de reparación.

Cuando se trata de paneles de piso barnizados, hay muchos quitamanchas disponibles en el mercado dedicados a este tipo de tableros. Podemos extenderlo con un trapeador, luego enjuagar con agua (suciedad ligera) o aplicar a mano y limpiar con una máquina pulidora mecánica.

Reemplazo de paneles

Los pasos anteriores pueden no ser siempre efectivos. En el caso de defectos muy intensos y suciedad, o cuando tengamos paneles delgados, tendremos que reemplazar los paneles dañados por otros nuevos.

Sin embargo, esto no es tan fácil como parece. Los paneles están estrechamente conectados, por lo que tendremos que cortarlos. Es mejor usar una sierra circular para este propósito. Este proceso debe llevarse a cabo con mucho cuidado para no dañar los paneles adyacentes. Si se reemplaza el tablero cerca de la pared, nuestra tarea se simplifica definitivamente. Todo lo que necesita hacer es quitar las molduras del piso y extraer el panel.

Después de quitarlo, necesitamos limpiar el sustrato y comenzar a pegar los nuevos paneles. El adhesivo debe aplicarse a los bordes de los paneles y combinarse cuidadosamente con otros.

Renovación de suelos laminados

Estos son productos preparados a base de materiales a base de madera y, por lo tanto, de menor calidad. Todo esto significa que debemos decidir principalmente los paneles que se distinguen por una clase de alta calidad (AC3 o AC4). Gracias a esto, podemos estar seguros de que no se dañarán tan fácil y rápidamente como en el caso de los productos más baratos.

Por supuesto, esto no significa que tales tableros sean completamente resistentes a arañazos y cavidades. Afortunadamente, hay algunas formas de solucionarlos.

Eliminar rasguños

Sin embargo, la mala noticia es que la reparación de paneles laminados es definitivamente más difícil que en el caso de las tablas de madera. Sus efectos también pueden ser ligeramente más débiles: los arañazos no se eliminarán por completo.

Esto se debe principalmente al hecho de que los productos laminados no se pueden raspar. Su capa superior es muy delgada, por lo tanto, no es adecuada para este tipo de reparación. Por lo tanto, solo podemos usar preparaciones de reparación. La mayoría de las veces consisten en cera, un cuchillo para derretirlo y una herramienta de limpieza. La cera debe derretirse y extenderse sobre la superficie rayada. Viene en muchos colores, por lo que no deberíamos tener problemas para hacer coincidir su color con los paneles. Finalmente, use un peine especial para limpiar la superficie.

Todo el proceso debe llevarse a cabo con mucho cuidado. Asegúrese de seguir las instrucciones del fabricante, porque de lo contrario la cera puede dejar marcas antiestéticas. Los conjuntos descritos cuestan de 10 a aproximadamente 50 euros. También puede usar marcadores especiales en colores de madera, con los que puede enmascarar las características.

Repara daños más profundos en el piso

En realidad, solo es posible usando una masilla especial para llenar las cavidades. Por supuesto, debemos elegir su color para que coincida con el color de nuestros paneles. Sin embargo, recordemos que la masilla nos permitirá enmascarar solo daños superficiales. De lo contrario, los paneles deberán ser reemplazados.

Los productos laminados se ensamblan utilizando el método de “clic”, por lo que no tenemos que cortarlos ni pegarlos. Todo lo que tiene que hacer es desmontar los zócalos y quitar todos los paneles hasta el elemento que desea reemplazar. Instalamos nuevos paneles y hacemos lo mismo con el resto de los paneles que eliminamos anteriormente. Este es definitivamente un método más rápido y fácil que el proceso de reemplazar paneles de madera.