Cultivador de jardín: ¿Cómo elegir? ¿Cuál es el mejor?

Cultivador de jardín: ¿qué es?

Aunque un cultivador de jardín es menos popular que una cortadora de césped, un escarificador o un aireador, pertenece al equipo que no puede faltar en nuestro garaje, si queremos un jardín o huerta de aspecto hermoso, especialmente si el cultivo del suelo requiere mucho esfuerzo de nuestra parte. Se utiliza para aflojar, nivelar y airear el suelo.

Los mejores cultivadores extractores de raíces – ranking y precios


Cultivadores Extractor de raíces – ¿como funciona?

Cada cultivador, independientemente del modelo, está equipado con cuchillas que, cuando se ponen en movimiento (con la fuerza de nuestros músculos o con un motor eléctrico o de combustión), aflojan el suelo. Como resultado, no solo eliminamos las malas hierbas, sino que también hacemos que el suelo obtenga más oxígeno, agua y nutrientes, lo que promueve el desarrollo de las plantas.

Por lo tanto, el cultivador de jardín es un equipo que parece ser insustituible al preparar el suelo para el cultivo de plantas. También funciona cuando ponemos césped. Algunos cultivadores rotativos son equipos técnicamente avanzados que facilitarán la distribución del compost, y que si se modifican adecuadamente, incluso podrán nevar la propiedad.

¿Qué cultivador de jardín? Resumen de tipos

La oferta de mercado de los cultivadores de jardín es amplia y variada. Elegir el modelo correcto es un asunto individual. Sin embargo, antes de analizar los parámetros más importantes del equipo, vale la pena considerar qué tipo de cultivadores rotativos disponibles en el mercado nos conviene más. Aquí hay tres tipos básicos:

Cultivador manual para jardín

Es impulsado por la fuerza de nuestros músculos, funciona bien durante el trabajo ocasional en un área pequeña. Por lo general, tiene un pequeño ancho y profundidad de trabajo.

Ventajas y desventajas de los cultivadores manuales de jardín

VENTAJAS

  • Diseño simple y liviano que garantiza bajas tasas de falla y movilidad total.
  • fácil transporte y almacenamiento
  • se puede usar en camas estrechas y macizos de flores
  • es respetuoso con el medio ambiente, por lo tanto, se puede utilizar en agricultura ecológica

DESVENTAJAS

  • eficiencia limitada
  • Su correcto funcionamiento requiere el trabajo de los músculos humanos.
  • no apto para jardines más grandes

Cultivador de jardín eléctrico

Se puede utilizar en jardines pequeños y medianos. En comparación con la variante manual, es más versátil y el aflojamiento del suelo requiere menos mano de obra y mucho tiempo. Será adecuado para jardines donde el suelo es ligero y sólido.

Ventajas y desventajas de los cultivadores rotativos para jardín eléctricos.

VENTAJAS

  • operación conveniente y simple
  • alta eficiencia
  • ancho y profundidad de trabajo ajustables
  • respetuoso con el medio ambiente (más que la variante de combustión)
  • es relativamente ligero

DESVENTAJAS

  • la condición para su correcto funcionamiento es el acceso constante a una fuente de energía
  • emite ruido, aunque su intensidad es menor que en el caso del modelo de combustión
  • sus costos operativos son relativamente altos (mantenimiento + facturas de energía)

Ventajas y desventajas de los cultivadores de jardín de gasoil o gasolina

VENTAJAS

  • alta resistencia y alta potencia, lo que resulta en una mayor eficiencia en el trabajo
  • Muy buena adaptación al trabajo en condiciones de campo difíciles y diversas.
  • menores costos de operación en comparación con la variante eléctrica
  • sin cable aumenta la conveniencia de uso

DESVENTAJAS

  • emite humos
  • emite mucho ruido
  • su precio es más alto en comparación con la variante eléctrica
  • es pesado
  • es más difícil de maniobrar, a menos que sea un timón de jardín eléctrico, lo que facilita incluso el trabajo más difícil

La opción que elijamos depende principalmente del tamaño de nuestro jardín, así como del tipo de suelo tratado. Los más eficientes son, sin duda, las variantes de tiro, pero para jardines pequeños no funcionarán. Entonces vale la pena buscar timones rotativos manuales o de gasolina.

¿Qué cultivador de jardín será adecuado?

Al elegir un cultivador de jardín, tenga en cuenta sus parámetros técnicos. Aquí están los más importantes:

  • potencia– este es el factor más importante que tenemos en cuenta al elegir un timón. Cuanto más alto es, más eficientemente funciona el equipo. También se adapta mejor a las difíciles condiciones diferenciadas del suelo. El más potente (hasta 6.5 HP) se puede encontrar en las variantes de combustión. Serán adecuados para aflojar suelos muy compactos, pesados ​​y arcillosos o con gran profundidad / ancho de trabajo. Los modelos eléctricos generalmente alcanzan una potencia de 500-2000 W. Esta es una gran extensión. Sin embargo, el principio de selección es simple. Cuanto más duro sea el equipo, mayor será la potencia que debería tener,
  • ajuste del dispositivo de trabajo (filos de corte) – Considerando este aspecto, podemos distinguir dos tipos de timones rotativos: con un dispositivo de trabajo montado en la parte delantera y con un dispositivo de trabajo montado en la parte posterior. La primera opción será adecuada si tiene la intención de realizar un trabajo integral en el jardín de su casa. Para un uso más profesional, más frecuente y más intensivo, la segunda variante será mejor.
  • anchura de trabajo – nos informa cuánta superficie podrá trabajar la cultivadora en una pasada. La opción que elijamos depende en gran medida de nuestras necesidades. En jardines pequeños y estrechos, los dispositivos con un ancho de trabajo pequeño, de 25 a 33 centímetros, funcionarán especialmente bien. Pueden ser variantes manuales y eléctricas. Para jardines medianos, los modelos eléctricos y de combustión con un ancho de 35-45 centímetros funcionan bien. También hay cultivadores rotativos de gasolina de más de 50 centímetros en el mercado. Son adecuados para grandes jardines. Si está buscando un dispositivo versátil que funcione en una variedad de condiciones, vale la pena elegir equipos con ancho de trabajo ajustable. De esta manera, podemos adaptarlo fácilmente a las necesidades del área.
  • profundidad de trabajo – Este es otro aspecto importante que debe tenerse en cuenta al elegir un cultivador de jardín. Las variantes eléctricas manuales y pequeñas alcanzan una profundidad máxima de 13-15 centímetros. Funciona bien en espacios pequeños y para trabajos pequeños, como crear un macizo de flores y macizos de flores. Los timones rotativos eléctricos y de gasolina más fuertes funcionan incluso a una profundidad de 33-35 centímetros. Al igual que con la profundidad de trabajo, hay dispositivos disponibles en el mercado para ajustar la profundidad de trabajo. Esta opción hace que el timón rotativo sea más versátil.
  • peso – El timón manual de menor peso y el timón diesel pequeño. Su peso generalmente no supera los 10 kilogramos. Son ligeros y prácticos, y debido a su tamaño compacto, no tendremos ningún problema con su transporte o almacenamiento. Los modelos eléctricos medios suelen pesar entre 15 y 25 kilogramos, lo que dificulta su transporte. Los más grandes y pesados ​​son los modelos de combustión. Su peso puede superar incluso 50 kilogramos. Sin embargo, este equipo generalmente está equipado con una tracción a las ruedas y otras instalaciones que facilitan su maniobra,
  • la incorporación de marcha atrás – Esta opción es extremadamente útil si se trata de un timón de alto peso. La marcha atrás facilita el control del equipo, ya que permite un giro sin problemas,
  • funciones adicionales – Si usamos el equipo esporádicamente, no son tan importantes. Cuando sabemos que el cultivador rotativo se usará con frecuencia, vale la pena verificar si un modelo dado ha sido equipado con ellos. No solo aumentan la funcionalidad del equipo, sino que también lo hacen más fácil de usar. Una opción extremadamente útil puede ser cambiar la velocidad de rotación de las cuchillas. Gracias a esto, podemos adaptar de manera óptima la forma en que funciona el equipo al tipo de suelo. Otra función importante es el ajuste de la empuñadura. Esto permite una operación cómoda del timón giratorio.

Cultivador de jardín – precio

La riqueza de la billetera también juega un papel importante en la selección de equipos. Los más caros son, sin duda, los timones rotativos. Sin embargo, ofrecen el mejor rendimiento. Su precio oscila entre aproximadamente 100 e incluso 500 euros. Mucho depende de la potencia del dispositivo y otros parámetros técnicos, así como de la calidad del equipo. El precio también está influenciado por la reputación de la marca.

Los timones rotativos eléctricos son un poco más baratos. Sus precios comienzan desde 40 euros y también pueden alcanzar varios cientos de euros. Los más baratos son los timones rotativos impulsados ​​por la fuerza de nuestros músculos. Por lo general, no superan los 50 euros.

En resumen, si nos preguntamos qué cultivador de jardín será la mejor solución, primero debemos determinar nuestras necesidades. Ajustar el equipo a ellos no será un problema, porque hay tantos dispositivos en el mercado que difieren en parámetros técnicos y precio que definitivamente encontraremos equipos que nos satisfagan.