Aireador de hierba: ¿cómo elegir? ¿cual es el mejor?

Aireador: ¿qué es eso?

Este dispositivo, disponible en versiones manual, eléctrica y diésel, le permite airear el suelo gracias a un diseño especial. Se montan tubos especiales, dientes o puntas en el eje giratorio, que perforan el césped y destruyen las costras y las plántulas de malezas. Este es el llamado proceso de aireación o aireación.

Este tipo de dispositivo es necesario si queremos cuidar adecuadamente el césped. Gracias a eso, se verá estéticamente. En primer lugar, es importante cubrir uniformemente una superficie determinada con agujeros. Entonces la hierba comenzará a crecer.

Los mejores aireadores de césped- ranking y precios


Aireador: ¿qué hace?

El aireador hace agujeros y ranuras en el suelo, llegando así a la zona donde se desarrollan las raíces. Gracias a la formación de surcos, se mejora el intercambio de aire en el suelo, y la penetración de agua y fertilizantes es más efectiva, lo que hace que la ayuda al desarrollo de la planta sea más efectiva.

Además, el aireador rompe la continuidad de la capa compacta de césped, que generalmente se compacta demasiado después de varios años de funcionamiento. Esto dificulta que el suelo absorba agua, por lo que menos nutrientes llegan a las raíces de la hierba. Algunos de ellos mueren con el tiempo, lo que se refleja en la superficie. El césped se vuelve amarillo y las malas hierbas comienzan a dominar dentro de él.

Aireador: ¿qué da?

Esta herramienta permite que las plantas se desarrollen. Hace que las raíces de los pastos estén más desarrolladas, ya que su masa aumenta gracias a una mejor penetración del agua y los nutrientes. Como resultado, el césped es más flexible y muestra una alta resistencia al pisoteo. Se regenera fácilmente.

El uso de un aireador le permite deshacerse de problemas como el color amarillento del césped, la penetración deficiente del agua o la presencia de musgo. La herramienta también se usa para cortar el césped, lo que estimula el crecimiento de las raíces. Después de completar la aireación, el césped debe cubrirse con fertilizante. Gracias a esto, los nutrientes contenidos en él estarán fácilmente disponibles para las plantas.

¿Cuándo usar un aireador de césped?

Si notamos que el césped se vuelve amarillo, absorbe menos agua, no crece, tiene una estructura compacta o aparecen malas hierbas y musgo, es una señal de que debemos usar un aireador. Esta herramienta es especialmente útil cuando tenemos un césped grande y de uso intensivo. Si organizamos reuniones sociales y barbacoas en el jardín o nuestros niños a menudo juegan allí, invertir en un aireador puede ser una buena solución para nuestro césped.

El césped pisoteado no se ve estéticamente agradable, y esta herramienta le permite evitarlo. Lo hace más elástico y se regenera más rápido. El césped se vuelve más compacto, de modo que las abolladuras resultantes de caminar sobre él no son tan visibles. El uso de un aireador es necesario donde sea que estemos tratando con suelos más pesados ​​que arcillosos y arenosos. Esto le permite quitar los rodillos de césped y mejorar la estructura del césped, especialmente si llena los agujeros con arena.

Como regla general, el aireador se puede usar en un césped de dos o tres años. Sin embargo, antes de la primera aireación, vale la pena verificar cómo reaccionará el suelo a este tratamiento. En este caso, la aireación se lleva a cabo en un pedazo de la superficie del jardín y observamos los efectos. Si el proceso no ha hecho daño a nuestro césped, airee toda el área.

¿Cuándo hay que airear el césped?

Es mejor airear el césped a fines del verano o en otoño; septiembre es el mes óptimo para este tipo de trabajo. También es importante que el suelo esté húmedo, pero no mojado. Por lo tanto, la superficie aireada debe estar bien regada. También es necesario cortar el césped para que tenga unos 3 cm de largo. También se deben quitar las hojas caídas o las ramas secas que yacen en el césped.

Independientemente de si decidimos usar un dispositivo manual, de combustión o eléctrico, un elemento importante de la aireación es la conducción adecuada del resorte. Esto debe hacerse en sentido transversal, por ejemplo, primero a través y luego a lo largo del césped. Como resultado, el suelo se ventila adecuadamente.

Después de la aireación, el césped debe lijarse, es decir, simplemente rociar una pequeña cantidad de arena en su superficie y luego rastrillarlo de tal manera que reponga las ranuras. Gracias a esto, mantendremos un intercambio de aire adecuado en el suelo y su estructura suelta, lo que permitirá que los pastos crezcan intensamente.

Aireador: ¿a qué profundidad?

En el caso de aireación de superficie, la profundidad de los agujeros debe ser de 2-3 cm. Esto permite cortar el césped, lo que aumenta la permeabilidad del suelo, pero solo en su capa superior. Estimula el crecimiento de las raíces del césped y es adecuado en la etapa inicial de compactación, es decir, cuando el césped absorbe poco el agua. Este tipo de trabajo se puede realizar todos los años.

Si el proceso de amarillamiento ha comenzado y el suelo es muy compacto, comience una aireación profunda. Entonces la profundidad de los agujeros debe alcanzar los 8-10 cm. Esto aplastará los rollos de césped y eliminará las malezas y el musgo. Este tipo de tratamiento hará que las raíces se humedezcan adecuadamente. Vale la pena repetirlo cada 2-3 años.

La distancia entre los agujeros depende del tipo de suelo. Cuando el sustrato está suelto (arcilla o arena), la solución óptima es una distancia entre las muescas de hasta 15 cm. En el caso de suelos más pesados, este parámetro debe ser de unos 10 cm.

¿Qué aireador de jardín elegir?

Al decidir comprar un aireador, vale la pena considerar los siguientes criterios:

TIPO DE UNIDAD. Entonces podemos elegir:

  • aireador de césped manual – Utiliza la fuerza de los músculos humanos. Tiene la forma de un rastrillo con dientes especialmente formados. Algunos modelos de este tipo de dispositivo están equipados con ruedas, estos son aireadores móviles manuales. Hacen que el proceso de aireación del suelo sea más eficiente y requiera menos esfuerzo. Al visitar una tienda, vale la pena recordar que al elegir la opción de una herramienta manual, generalmente tenemos que comprar un mango por separado.
  • aireador de césped eléctrico – parece una segadora eléctrica, pero su mecanismo de acción es diferente. El dispositivo está equipado con un rodillo con puntas, dientes o tuberías que perforan el césped.
  • aireador de césped inalámbrico – resuelve el problema de un rango operativo limitado y, al mismo tiempo, no produce gases de escape desagradables. Su ventaja adicional es un funcionamiento silencioso y un peso relativamente ligero. Sin embargo, este tipo de dispositivo funciona durante un cierto período de tiempo y requiere una carga regular de la batería. Así que tenemos que acostumbrarnos a los descansos en el trabajo o comprar una batería adicional, que cargaremos alternativamente con la primera. Los de iones de litio funcionarán mejor. Se caracterizan por un tiempo de carga rápido y pierden lentamente su energía acumulada.
  • aireador de césped de gasolina – Parece una cortadora de césped de gasolina. De todos los dispositivos de aireación del suelo, puede presumir de la mayor potencia, lo que lo hace extremadamente eficiente y efectivo. Es conveniente ya que no necesita estar conectado a una fuente de electricidad. Su funcionamiento es económico, pero requiere un mantenimiento específico. Los gases de escape y el ruido emitido por el dispositivo también pueden ser un problema. Sin embargo, le permite airear un área grande en poco tiempo.

En comparación con los aireadores manuales, los equipados con un accionamiento eléctrico son mucho más eficientes y efectivos, gracias a lo cual los efectos de su trabajo son mejores. Su ventaja sobre los aireadores de combustión se manifiesta en el hecho de que trabajan más silenciosamente y no producen gases de escape. Además, estos dispositivos son convenientes de usar.

Para su correcto funcionamiento, solo requieren una conexión de alimentación, lo cual es su ventaja y desventaja al mismo tiempo, porque el alcance de su funcionamiento está limitado por la longitud del cable. Por supuesto, siempre podemos conectar varios cables de extensión o instalar una toma de corriente adicional en el interior de la propiedad, gracias a lo cual el aireador podrá trabajar en un área más grande, pero en el caso de jardines con numerosos descuentos, curvas y caminos, el cable puede enredarse. Esto puede impedir significativamente la aireación.

SUPERFICIE DE CÉSPED. En el caso de céspedes pequeños, un aireador móvil portátil será una herramienta suficiente. También funcionará un rastrillo sin ruedas, con puntas o dientes gruesos, con el que pincharemos el suelo. Otra solución útil son las capas superpuestas que se colocan en los zapatos. Gracias a ellos, cuando nos movemos en el césped, lo aireamos de inmediato. Sin embargo, las dos últimas variantes requieren más esfuerzo y requieren más tiempo. En el caso de los céspedes grandes, cuya superficie es de 500 m2 y más, los aireadores equipados con un motor eléctrico serán una solución más conveniente y efectiva. Hacen que el proceso de aireación sea rápido y fácil. Para la aireación de céspedes de más de 1000 m2, los aireadores de gases de escape son ideales.

EQUIPAMIENTO ADICIONAL. Un asa plegable y un contenedor de basura son los elementos que facilitarán el trabajo de mantenimiento. Una función adicional particularmente útil es el ajuste de la longitud de los picos, gracias al cual podemos ajustar la profundidad de aireación a las necesidades de nuestro césped.

¿Qué aireador eléctrico comprar?

Al elegir un aireador eléctrico, vale la pena prestar atención a los siguientes parámetros:

  • anchura de trabajo – indica qué tan grande se aireará una franja de tierra durante un solo viaje con el dispositivo. En el caso de equipos eléctricos, generalmente oscila entre 35-50 cm. El ancho que elegimos depende principalmente de la superficie del césped y nuestras preferencias individuales.
  • profundidad de trabajo – si el aireador solo se usa para aireación superficial, la longitud de las espigas debe ser de 3-5 cm. Por otro lado, cuando queremos airear profundamente el césped, vale la pena elegir un dispositivo con dientes de 8-10 cm de largo.
  • poder – oscila entre 500 y 2000 W, pero la regla es que cuanto mayor sea la potencia, mayor será la eficiencia del dispositivo. Los aireadores eléctricos con parámetros más débiles se pueden usar con éxito en céspedes pequeños, cuyos tamaños alcanzan los 200-300 m2. Los dispositivos más potentes son perfectos para grandes áreas (600-800 m2).
  • peso – Los aireadores eléctricos pesan de 7 a 20 kg. Al elegir el equipo adecuado, vale la pena considerar quién realizará el trabajo en el jardín con mayor frecuencia. Luego ajustaremos el peso del dispositivo a la fuerza del usuario.

¿Qué aireador de gases de combustión?

Al elegir un dispositivo equipado con un motor de combustión interna, vale la pena prestar atención a parámetros como:

  • ancho y profundidad de trabajo – en este caso, se aplican los mismos parámetros y principios que para los aireadores eléctricos.
  • poder – se da en caballos de fuerza o en kilovatios. El poder de los dispositivos de combustión más débiles alcanza 2.6 HP y el más fuerte de 6 HP. Es un equipo destinado al cuidado de grandes céspedes. Si optamos por un aireador de 5 HP, podremos airear un área de 2000 m2.
  • peso – Los aireadores de combustión son dispositivos pesados. Su peso puede alcanzar hasta 40 kg. Por lo tanto, vale la pena elegir modelos autopropulsados.

¿Qué buen aireador?

Existen muchos dispositivos para airear el suelo en el mercado. En primer lugar, un aireador de buena calidad debe ser eficiente, lo que proporcionará una potencia del motor de 1000-1500 W (modelo eléctrico o 4KM (modelo de combustión). Además, los dientes del equipo deben estar hechos de acero inoxidable de alta calidad. a la corrosión y daños mecánicos, lo que asegurará su durabilidad.

Un buen aireador también debe adaptarse a la superficie del césped, tanto en términos de manejo como de ancho de trabajo. Esto nos permitirá cuidar adecuadamente la vegetación circundante.

¿Vale la pena comprar un aireador?

El aireador es una herramienta útil, especialmente si desea que su césped se vea hermoso. Un rastrillo regular usado para airear el suelo ayudará, pero los agujeros no serán profundos y regulares. Además, este método demostrará ser completamente inútil en el caso de céspedes con un área grande. La aireación de rastrillo sería extremadamente laboriosa y llevaría mucho tiempo. El aireador le permite lograr resultados mucho mejores en menos tiempo y con menos esfuerzo.

Las principales ventajas de usar la herramienta son:

  • aflojando el suelo,
  • estimulando la hierba para propagarse,
  • riego de césped adecuado,
  • reduciendo el color amarillo antiestético de la hierba,
  • fortaleciendo las raíces de la hierba,
  • mejor absorción de agua y fertilizantes,
  • aumentando la flexibilidad y suavidad del césped.

Aireador de hierba – precio

Los aireadores manuales más simples, diseñados para céspedes con un área pequeña, cuestan poco más de 5 euros. Debe pagar más por los dispositivos equipados con un motor eléctrico o de combustión. Los equipos de buena calidad cuestan alrededor de 30-60 euros. También hay productos especializados disponibles en el mercado, cuyo precio puede incluso superar los 200 euros. Sin embargo, los dispositivos de este tipo generalmente combinan un aireador con un escarificador.