¿Qué colchón para la cuna del bebé? ¿Cómo elegir el mejor?

Tu bebé pasa su cuna la mayor parte de su vida, por lo que es importante que duerma cómodamente y con seguridad para su salud y desarrollo. ¿Cómo elegir bien el colchón para cuna?

Los mejores colchones para cuna – precios

Un colchón adecuado en este aspecto es más importante que la cuna en sí: es él, junto con la funda, el que tiene contacto directo con el cuerpo del niño. ¿Cómo elegir un colchón que se adapte bien al cuerpo pequeño en crecimiento? ¿Qué materiales y dimensiones serán apropiados?

¿Qué buscar al elegir un colchón para una cuna?

Elegimos el colchón para la cuna, no al revés. Así que este será el segundo paso para completar la ropa de cama de su hijo. ¿Lo que es importante?

  • Dimensiones del colchón para camas infantiles. – el colchón debe estar plano y cubrir la cuna de tal manera que no quede ningún espacio en ninguna parte. Un colchón estándar para una cuna de 120×60 cm o 140×70 cm debería funcionar en la mayoría de los casos, pero si tiene un modelo no universal, es mejor pedir un colchón de un tamaño interesante; algunos fabricantes ofrecen esta opción. Si compramos un colchón demasiado pequeño, puede tener un impacto negativo en la seguridad, mientras que demasiado grande se dañará por demasiado “relleno”, también tendrá el más pequeño que necesita el niño.
  • Espesor del colchón – para determinarlo correctamente, echemos un vistazo a la cuna comprada, el llamado punto de seguridad, en el que el colchón puede alcanzar un máximo. Con cunas de madera bien construidas, hay una instrucción en la que se especifica dicho punto. Conozcámoslo eligiendo un colchón.
  • Dureza – como en muchos casos, y aquí es donde la media dorada cuenta: el colchón apropiado debe ser de dureza media, además de estar libre de zonas (no hay lugares ajustados al cuerpo). ¿Cómo verificar la dureza del colchón? Lo mejor es hacer la prueba: presione la superficie del colchón con la mano abierta y compruebe qué tan pronto vuelve a su estado original. Cuanto más rápido, mejor es el colchón. Los colchones con muy poco elástico no permitirán que el niño cambie libremente la posición del cuerpo durante el sueño. La edad del niño también es importante. Por lo general, se recomienda que los recién nacidos tengan un colchón más duro que le dé a la columna una superficie uniforme, por ejemplo, con una capa adicional de coco. Se recomienda que los niños después de los nueve años usen un modelo ligeramente más suave, por ejemplo, colchones altamente flexibles.
  • Características adicionales – serán principalmente antialérgicos, de ventilación y permeabilidad al vapor. También es bueno que el colchón esté separado de la funda por una parte impermeable y que “respire”.
  • Cubrecolchón – la cubierta debe ser antialérgica y antibacteriana. Dichas propiedades generalmente son proporcionadas por fibras naturales amigables con la piel, como lyocell, amicor, bambú, tencel y plata. Es bueno que pueda lavarlo en la lavadora, nos ayudará a mantener la higiene de la cama. Debemos recordar que la cubierta tiene contacto directo con la piel del niño, por lo que no debemos descuidar su selección cuidadosa.

¡Advertencia!

Antes de comprar, veamos cómo se ha cocido la cremallera de la cubierta: es importante que el niño no tenga contacto directo con ella, ya que puede dañar la delicada piel.

Colchón de espuma para cuna: ventajas y desventajas

VENTAJAS

  • Bajo precio
  • Antyalergiczność
  • Amplia selección de
  • Resistencia a la humedad

DESVENTAJAS

  • Se deforma rápidamente
  • Material sintético
  • No se adapta perfectamente al cuerpo.
  • Baja durabilidad

Sin embargo, los colchones de espuma pueden ser diferentes. Los más populares, los de poliuretano, son los más baratos, pero también sintéticos y se deforman rápidamente. Por lo tanto, es mejor elegir una espuma altamente flexible o una mezcla de diferentes materiales más flexibles que la espuma misma. También prestamos atención a si el fabricante proporciona un colchón antialérgico. Sin embargo, por lo general, los colchones de espuma son elegidos por los padres como una solución a corto plazo, cuando saben que el colchón pronto será reemplazado.

Si queremos cuidar adecuadamente la higiene y el desarrollo del niño, solo está en juego un nuevo colchón de espuma. Este tipo de colchón toma la forma del usuario anterior, por lo tanto, el viejo nunca será lo suficientemente flexible. Los colchones de espuma con una mezcla de otros materiales, como látex o coco, pueden ser una excepción.

Colchón de latex para cuna

Los colchones de látex se recomiendan para bebés. ¿Por qué? El componente de látex es la leche de goma, dentro de la cual hay canales verticales que proporcionan “respiración”. Un colchón de látex proporciona un apoyo óptimo a un bebé o niño pequeño. Sin embargo, esta es una solución un poco más cara. ¿Qué otras ventajas y desventajas hay?

VENTAJAS

  • Buena ventilación
  • Alta flexibilidad
  • Soporte anatómico del cuerpo del niño.
  • Protección antibacteria
  • Buen aislamiento térmico
  • Puedes usarlo varias veces

DESVENTAJAS

  • Menor resistencia a la humedad que otros modelos.
  • Sin limpiar son susceptibles al moho
  • Precio alto

Vale la pena saberlo

Prestamos atención a los certificados y aprobaciones del colchón, tanto sus componentes como el producto completo. Los ejemplos incluyen Oeko-tex Standard 100 o una opinión positiva del Children’s Health Center o el Institute of Mother and Child. Se aseguran de que no haya compuestos químicos dañinos para el recién nacido.