Lámpara de pie para la habitación de un niño: ¿Cómo elegir?

Las mejores lámparas de pie para la habitación de un niño – precios


Ventajas de una lámpara de pie

Una lámpara de pie es una fuente de luz ligeramente diferente que definitivamente puede ser útil en una habitación infantil. Tal lámpara emite una luz suave, pero es más fuerte que en el caso de una lámpara de noche. También se puede usar en otoño e invierno, cuando las luces del exterior son definitivamente menos, y en verano y primavera, para iluminar la habitación de una manera ligeramente diferente por las noches.

También es una forma divertida para que un padre le lea un cuento antes de dormir a un niño. Esto no se debe a que la luz superior inunda toda la habitación, sino que tampoco es una luz tan suave y sutil de la lámpara de la mesilla de noche. Por lo tanto, las lámparas de pie pueden ser una buena idea para darle vida a la vida cotidiana de nuestro niño.

Lámpara para grande, lámpara para pequeño

Una ventaja adicional es, por supuesto, su universalidad. Tal lámpara no solo puede crecer con un niño, sino que también se adapta a la decoración de una habitación para bebés y niños, e incluso a una adolescente.

Es simplemente un producto perfectamente natural que, cuando está en una habitación, agrega clase y curva la decoración y su carácter. La lámpara a menudo puede estar sujeta a un nuevo mobiliario y, si es necesario, puede viajar a una habitación completamente diferente.

La calidad de la lámpara para niños.

Los niños deben tener una habitación bien iluminada para que no lesionen los ojos. Además, los padres deben ver bien lo que están haciendo, especialmente en los primeros años de sus vidas. Por eso vale la pena intentar jugar con lámparas. A cierta edad, todo parece ser lo suficientemente bueno como para aspirar a ser un juguete. Entonces, si una lámpara de pie para niños, entonces solo una que complacerá al niño.

Vale la pena luchar por su sensibilidad y creatividad desde una edad temprana. Hay muchas soluciones interesantes en el mercado que harán que el niño no solo use la luz, sino que también tenga un objeto adicional de diversión o estímulos estéticos. Por lo tanto, sin lugar a dudas, se debe adoptar un enfoque especial para elegir una lámpara de pie para una habitación infantil e intentar que se ajuste estéticamente e iluminar adecuadamente lo que debe iluminar.

Cómo elegir la lámpara correcta

La lámpara de pie en la habitación tiene principalmente una función práctica. Está diseñado para iluminar el espacio, permitir la lectura y realizar convenientemente diversas actividades. Por lo tanto, en primer lugar, se debe prestar especial atención al color de la luz.

No debe ser demasiado blanco, aunque este color sigue siendo una mejor opción que el azul o el verde. Este debería ser el color sutil de la lámpara de contacto de cabecera. Mientras tanto, la lámpara de pie debe estar principalmente caliente. Por lo tanto, el amarillo sería la mejor solución en esta situación. El segundo aspecto es su poder. No debe ser demasiado intenso para no ofender al niño e iluminar demasiado la habitación, por ejemplo, durante la lectura nocturna. A cambio, debería brillar bastante puntualmente para recoger su poder en un contorno pequeño y, al mismo tiempo, ser lo suficientemente bajo como para no dispersar la luz en ángulos amplios.

Como ya dijimos, la estética juega un papel importante, por lo que al elegir una lámpara para el piso de una habitación infantil debemos prestar atención a su color y estilo. Debe ser completamente seguro, así que no elija numerosas decoraciones o terminaciones afiladas. Debe ser lo suficientemente estable para que el niño no pueda dejarlo caer al suelo. La última etapa es el color y el estilo. Debe caber en todo el interior.

La lámpara de pie ajustable única con pantalla puede ser una forma ideal de ir a la habitación de los niños, pero también funcionará una lámpara de pie rota o un arco. Todo depende de si será seguro y de si iluminará exactamente lo que debería.